El vacío a un paso























Un hombre se lanza desde la estratosfera
mientras mi corazón se pierde
en la búsqueda
de las lunas de Júpiter y los diamantes
que cercan con violenta transparencia campos
minados. Soy un animal peligroso
imprevisible como el salto del astronauta
hacia la oscuridad nocturna
Siempre vence el magnetismo del instante
Nunca la señal de la duda
el pensamiento que, sin pensárselo
desaparece en este vacío o en un paso
a treinta mil kilómetros de la Tierra.

Estrellas de neón



Era de madrugada la hora
que noche y día confunden
Pátina de brillo en el asfalto
Algunas siluetas de jóvenes se recortaban
sobre los faros de los últimos coches,
perezosa danza de retorno
Estaban probando las luces de navidad
y llovía
y el azul eléctrico coloreó las sombras
sin contraste
de esta común melancolía.


El suicidio según Parménides



                                                                                                    a Pilar

Seguramente solo queden de mi pedazos
por recoger
cristales puntiagudos que el tiempo y el agua
pulirán
y fundirán en nueva forma curva de mujer
como todo lo que fluye
porque no nos queda otra cosa en la vida*


*Sobre el día que nunca llega (Marc Costa i Sitjà): 
 http://www.marcalterego.com/2009/09/sobre-el-dia-que-nunca-llega.html


C´erevamo tanto amati



Hay cosas que hay que dejar
en los bolsos
dejar estar con el tiempo
y las horas que se fueron
para convertirse en materia de recuerdo

Encontré dos entradas de cine
Una película italiana
que nos conoció en la inocencia y
en el deseo.


Parte II. Después del Tractatus

[XVIII]

En este momento, seres mitológicos rodean tu cama. Llegaron primero los pegasos, después el toro de Europa. También saltan centauros entre las cordilleras de la colcha a rayas y dos grifos custodian los pies, por si cae el imperio, al final del mundo. Esperar el crepúsculo que dará paso a la noche de los enamorados.

*Extracto de un poema de partes I-XIII



       Fotografía: Annika Kreikenbohm. Sitio web: http://annok.tumblr.com/

[Extracto]

III.

Los aeropuertos están hechos de tiempo
su regla es
el tiempo
hasta las lágrimas se programan

VIII.

Cincuenta metros lisos
de paseo
reloj
y espera.
















*Fragmento de un poema y una espera más largos. Aeropuerto de Madrid-Barajas.

La playa


Franjas inestables
orillas barridas por la marea
grietas en la barandilla
Recorres el borde que
ya es un cráter alargado
donde van a parar
las cosas que no caben,
las que no se explican
sino por su traza errática.


El destino como desafío


Cruzar en rojo para desafiar al destino
proclamar así las elecciones,
el individualismo
-éste soy yo- decido cambiar el rumbo de los pasos.

Hacer una fotografía con flash y
dejar que la luz blanca corra por el rostro
pétreo de los que no escuchan.

Arrastrarse.

Dejar que la soledad nos venza,
que las lágrimas anuncien rendición
porque a veces parece todo perdido.

Teoría de conjuntos

todos los hombres
visten de azul en la sombra
un murmullo de hojas
enreda algunas conversaciones
hay movimientos imprevisibles de nubes
cerca del suelo
la deconstrucción
                            del
                                 grupo


[Voy a romper todas las reglas...]


Voy a romper todas las reglas
llevando mi amor por estandarte sobre la luna grande
con palabras que coronen a este hombre
convertido en el futuro del tener-querer-hacer
de las ideas proyectadas en el infinito
Voy a adorar a todos los dioses paganos
para sacralizar cada pieza de mi vida
Eregiré un pedestal, un plinto de mármol grabado
y sobre él la domus aurea, casa soñada
vivida mil veces por este deseo mío que
no ceja en decir que hay gestas que aún tienen sentido.



12 de Julio

Tal día como hoy se desataron tormentas
y los exploradores descubrieron el paraíso
como experimento científico
de pruebas fallidas e hipótesis inciertas.

No se lo contaron a nadie.

FOTO ENCONTRADA EN BRUSELAS


Microespacio


El tiempo y el momento de estar perdido
camaleónica fusión
circunstancial encuentro entre gotas de lluvia

Tal como el azul más el amarillo
producen verde
te mezclas con estos elementos momentáneos,
enlaces químicos insostenibles,
acelerados. Y sucede que brota energía

-la que tú destruyes y creas-

energía que es tránsito, que es
intercambio infinitesimal, dedos que tocan


Espacio prohibido


Existe el espacio para nosotros
aunque aún no
podamos precisar sus dimensiones
ni si es duro o rugoso. Está
en los huecos
entre las cosas, en el aire entre líneas
pero sin palabras que lo definan.
Donde quede sólo la ceguera del tacto
encontraremos el origen de coordenadas
el sistema universal
que orbita en el centro del oscuro bosque
interior.


 
*Uno de los poemas del conjunto Las razones de la espera premiado en el XXIII Concurso Literario de Poesía y Cuento del C.M.U. Isabel de España.

Lo que la ciencia no explica

El universo tiene forma de persona
Sus líneas definen
al hombre que mira sin miedo
Cada centímetro de su piel estrellada
resulta igualmente denso,
como esas zonas deshabitadas de la mente
cuyo protagonismo y extensión
pretenden igualar al de un pensamiento
Hay ojos capaces
de contener todas las formas de energía
en la profundidad de la pupila
pupilas que son agujeros negros
concentradores-atractores-centros
de lo que anda perdido
El tiempo se extiende sobre
la tridimensionalidad de las sombras
en la cavernosa humedad
del hueco, a la espera.
Espera qué. quién. cuándo.
Una visita.